Política

Diputada Bravo es la nueva presidenta de la Comisión de Ética de la Cámara

La parlamentaria de Los Ríos, Ana María Bravo (PS) asumió como la nueva presidenta de la comisión de Ética y Transparencia de la Cámara de Diputadas y Diputados, esto luego de que fuera electa en votación tras la salida de su compañero de tienda Nelson Venegas.

“La sana convivencia siempre es importante en cualquier instancia, en cualquier institución. Por cierto, también acá en la Cámara de Diputados y Diputadas”, fueron las palabras de la parlamentaria luego asumir la presidencia del organismo colegiado encargado de velar por el respeto a los valores y sancionar las faltas a la ética de los miembros de la corporación.

Al ser consultada por los polémicos dichos de la diputada María Luisa Cordero, Bravo hizo referencia a que son hechos lamentables y a las posibles sanciones que arriesgaría la legisladora por el distrito 10: “Bueno, lamentables hechos, no es el primero que sucede, en que se afecta a esta sana convivencia y bueno, para eso está la Comisión de Ética, para que, en caso de un requerimiento se investiguen los hechos y, si es que se acredita, pueden también aplicarse sanciones de acuerdo con el reglamento.

Sobre este punto recalcó: lo que corresponde de acuerdo con el reglamento es que cualquier diputado o diputada tiene el derecho de presentar un requerimiento para iniciar el procedimiento sancionatorio. Las sanciones comienzan con el llamado al orden, después viene una amonestación, una censura, pero respecto de las multas puede ser una sanción de hasta el 25% de la dieta líquida de la parlamentaria”.

Dichos de la doctora Cordero en la Comisión de Salud

No sería la primera vez que María Luisa Cordero se enfrenta a la comisión de ética, ya que la parlamentaria fue desaforada el año pasado luego de emitir comentarios injuriosos contra la senadora Fabiola Campillai.

Esta vez, Cordero irrumpió en plena discusión de la ley corta de Isapres y dijo: «Si hay alguien que no se suicida son los esquizofrénicos, los que se suicidan son los papás de los esquizofrénicos que los tienen que aguantar. Perdón a pesar de que soy psiquiatra», cerró.

Ante sus dichos, el diputado Hernán Palma, la emplazó y señaló que es padre de una joven con esquizofrenia: “No lo puedo soportar. Su ironía no me hace ningún chiste (…) este espacio ha llegado a límites insostenibles», procediendo luego a retirarse de la comisión.

En esta línea, el diputado precisó que está evaluando con su comité si ir o no a la Comisión de Ética. “Evidentemente, creo que es un tema que tenemos que llevarlo a la Comisión de Ética. Y al menos espero una sanción moral, porque esto no se va a resolver con sanciones económicas (…)”, aseguró.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
×
A %d blogueros les gusta esto: