Educación

Jardin Infantil de Liquiñe retoma su construcción

El jardín infantil de Liquiñe pronto será una realidad gracias a la reactivación de la obra adjudicada a la empresa ADEGAR EIRL, quien terminará los trabajos para concretar el funcionamiento del establecimiento de primera infancia.
El viernes 12 de agosto, la Junta Nacional de Jardines Infantiles realizó la entrega del terreno a la empresa constructora, en una actividad que conto con la participación de la comunidad, la directora regional de JUNJI, Carolina Recabal, el seremi de educación Juan Pablo Gerter, Rosa Palomino de la Municipalidad de Panguipulli y profesionales de la Unidad de Infraestructura del Gobierno Regional, entidades que trabajaron en conjunto para lograr la reactivación de los trabajos.
La construcción fue paralizada en marzo de este año, dado el incumplimiento de la empresa constructora a cargo, gestión que pudo ser retomada tras una serie de procesos administrativos.
En la actividad el Seremi de Educación destacó el alto estándar constructivo de este edificio, que atenderá a 24 niños y niñas y que debería estar entregado a fines de 2022.
“El estándar de los jardines infantiles de JUNJI es lo que esperamos para toda la educación pública. Con la creación de los Servicio Locales esperamos la creación y administración de espacios educativos poniendo el corazón, tal como lo hace JUNJI en la construcción de jardines infantiles”, señalo.
Por su parte Yassna Balboa, dirigente vecinal, quien también acudió a la actividad manifestó su conformidad por la concreción de la obra.
“Este jardín infantil es muy anhelado por la comunidad por lo que agradecemos el trabajo conjunto, la confianza y el buen dialogo que ha permitido que este trabajo avance. Saldremos beneficiados como comunidad y eso es lo importante”.
Según explica la directora regional de JUNJI, el nuevo recinto de primera infancia cuenta con todas las comodidades para el desarrollo de los aprendizajes de los niños y niñas por lo que es fundamental promover la importancia de la educación inicial.
“En educación parvularia se requiere de infraestructura adecuada para potenciar su desarrollo desde la primera infancia, por esto hemos puesto todo nuestro esfuerzo en sacar adelante este jardín infantil, con el objetivo que los niños y niñas de Liquiñe tengan las mejores condiciones para vivir experiencias pedagógicas significativas”, concluyó.
En el sector funciona desde 1998 el jardín alternativo “Pulgarcito” a cargo de dos funcionarias Técnico en educación parvularia, quienes actualmente atienden a una matrícula 12 niños y niñas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
×
A %d blogueros les gusta esto: