Política

Organizaciones sociales valoran la diversidad de instrumentos presentados en el Plan de Emergencia Habitacional, pero sostienen que se necesita más

Organizaciones sociales valoran la diversidad de instrumentos presentados en el Plan de Emergencia Habitacional, pero sostienen que se necesita más

Desde Déficit Cero, Fundación Alcanzable y el Hogar de Cristo, valoraron algunas de las ideas presentadas en el documento, las que podrían acelerar los procesos para adquirir una vivienda.

Por otro lado, TECHO-Chile, Fundación Urbanismo Social (FUS) y Nuestra Casa, sostuvieron que es necesario trabajar con las familias y personas que no tienen un hogar, con una mirada integral para lograr terminar con la crisis.

Durante el fin de semana el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) presentó el Plan de Emergencia Habitacional. El documento, que debía ser publicado durante el primer semestre de este año, presenta distintas iniciativas a través de las cuales se espera lograr la construcción de 260 mil viviendas en cuatro años, además de otras soluciones y estrategias que podrían acelerar el acceso a una casa adecuada a miles de familias a lo largo del país.

Al respecto, seis organizaciones sociales -Fundación Alcanzable, TECHO-Chile, Déficit Cero, Hogar de Cristo, Fundación Urbanismo Social (FUS) y Nuestra Casa- valoraron la estrategia porque “contempla una diversidad de herramientas para enfrentar esta situación, incluyendo el arriendo como uno de los caminos”, señaló Pia Mora, directora ejecutiva de Alcanzable, quien agregó que su institución está disponible para aportar en este desafío, colaborando con el Estado e involucrando también al sector privado. Además indicó que, junto con valorar que se haga un esfuerzo por la generación de oferta de arriendo, se debería integrar un componente de asesoría a los hogares que hoy cuentan con un subsidio de arriendo sin aplicar: “hemos visto en terreno que este apoyo social, y el rol de intermediación de parte de organizaciones de la sociedad civil en esta materia, es indispensable”, puntualizó Mora

Por otro lado, desde TECHO-Chile valoraron el plan, ya que “este tipo de iniciativas permiten pasar del ‘dicho al hecho’, estableciendo mecanismos y metas concretas”. Loreto Wahr, directora de la Inmobiliaria Social de la institución, afirmó que “consideramos clave que los proyectos habitacionales que formen parte del plan sean diversos, cumplan con los más altos estándares, se encuentren bien integrados a las ciudades y cuenten con participación de las comunidades de los distintos territorios». Respecto a los campamentos, Wahr indicó que la iniciativa ‘Construyendo Barrios’ es acertada, “pero creemos que es importante avanzar en la transitoriedad desde el apoyo social que requiere. Las viviendas no van a aparecer de la noche a la mañana. Es necesario pensar cómo trabajamos con las familias para que su proceso de transición de la informalidad a la formalidad sea en dignidad y les permita sostener después una vivienda e inserción en la sociedad. Finalmente, esperamos que este plan de emergencia no solo atienda la urgencia de la crisis habitacional actual, sino que se convierta en una estrategia permanente del Estado», agregó.

Sebastián Bowen, director ejecutivo de Déficit Cero agregó que «valoramos principalmente el esfuerzo contenido en este plan por diversificar las soluciones. Por otra parte, también es importante la provisión de suelo fiscal y el rol gestor del Estado. Es una propuesta que considera participación ciudadana y articulación con actores regionales. También es importante que incluya un sistema de monitoreo, eso permitirá mayor transparencia y la posibilidad de hacer mejoras. Si bien quedan aún desafíos importantes que abordar en la política habitacional para enfrentar la crisis de acceso a la vivienda, este plan es un avance importante que traduce la emergencia habitacional en una urgencia del Estado.”

Desde el Hogar de Cristo, institución que ha tenido conversaciones con el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Vivienda para tratar la urgencia que viven las personas en situación de calle, que se estima ya son más de 19 mil en todo Chile, sostuvieron que “la evidencia ha demostrado que la solución de largo plazo es dar acceso a la vivienda y coincidimos con las autoridades en la necesidad de reforzar el Programa Vivienda Primero, por lo que esperamos que en parte, este plan de emergencia habitacional lo considere, para así ir avanzando en la superación de esta dramática realidad», indicó Juan Cristóbal Romero, director ejecutivo de la entidad.

En tanto, desde Nuestra Casa, sostuvieron que como organización que trabaja con programas de vivienda de emergencia transitorias para grupos vulnerables, ven que aún falta más claridad respecto a las ayudas que recibirán las familias y personas más vulnerables. En ese sentido, indicó que “este plan podría dar respuesta a la demanda existente, sin embargo no se cuenta con la presencia de los grupos más excluidos e invisibilizados en políticas habitacionales, como el colectivo que representa nuestra casa, las personas en situación de calle”.

Camila Ramirez, directora ejecutiva de Fundación Urbanismo Social, agregó que para terminar con la crisis que vive el país es una buena noticia partir con una hoja de ruta clara “que considere los instrumentos necesarios para avanzar en disminuir el déficit con foco en lo local y las personas. Debemos trabajar en conjunto y con una mirada amplia e integral, no podemos volver a equivocarnos en ver el desafío como solo construir viviendas, estamos construyendo también territorios».

Con todo, las instituciones indicaron estar disponibles para trabajar con el gobierno, comités, sector privado y otras fundaciones que se quieran sumar para terminar con la grave crisis habitacional que hoy afecta a más de 640 mil familias.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
×
A %d blogueros les gusta esto: