Política

Por Juan Pablo Gerter ¿Dónde quedó el bien común en el Estado?

Una de las grandes falencias del Estado es que la ciudadanía siente que no es suyo, que no le pertenece. Y eso es grave. El Estado, para toda sociedad que se considere democrática, es la expresión institucional del contrato social suscrito por quienes habitan un territorio, ahí su legitimidad. Ahora, sabemos que ese contrato está roto. El estallido develó una fractura entre elites y sociedad civil. Su captura, a veces por la derecha, la izquierda, los empresarios y también por algunos funcionarios, es parte de un problema histórico y complejo, de una forma de entender al Estado como propio. Por un lado, tenemos grupos que lo entienden como: “me lo gané y ahora me sirvo de este”. O por otro: “este es una extensión de lo que por tradición y riqueza me corresponde”. Así también se da con los beneficios que entrega, que terminan siendo prestaciones útiles para construir clientelas de votantes que aseguren una reelección.

Dicho esto: ¿Dónde está el bien común? y su objetivo final, que al parecer está secundado por intereses particulares.

El nuevo ciclo abre una oportunidad para que esas prácticas sean superadas. Con un contrato social en ciernes y un gobierno que aspira a superar esas formas, es deber de quienes asumen el 11 de marzo tomar este desafío como prioridad y poner en el centro el tan vilipendiado “bien común”, en una época de individualismo y competencia. Una tarea sin precedentes, porque toda práctica cultural se sedimenta en la tradición, y la tradición no se cambia de la noche a la mañana. Pero ya hemos visto en Valdivia los primeros pasos de este cambio, con una alcaldía que pone en el centro de su acción comunal esa reflexión.

Juan Pablo Gerter
Secretario General Revolución Democrática los Ríos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
×
A %d blogueros les gusta esto: