Educación

Red G9 presenta norma constitucional para garantizar un sistema universitario inclusivo, diverso con compromiso público y regional.

Red G9 presenta norma constitucional para garantizar un sistema universitario inclusivo, diverso con compromiso público y regional.
La iniciativa N° 59.750 busca que la Convención Constitucional reflexione en torno a consagrar la libertad de enseñanza, poniendo énfasis en tres grandes ejes: la función pública, el régimen público y la autonomía universitaria.

Al determinar la naturaleza de un sistema educativo, más que en cualquier otro ámbito, se decide críticamente sobre el futuro de la sociedad misma. Es por esa razón, y con motivo del proceso constituyente, actualmente en desarrollo, que la Red de Universidades Públicas agrupadas en el G9 presentaron una norma constitucional para garantizar un sistema universitario equitativo, inclusivo, con compromiso público, regional y producción de conocimiento de excelencia. Cabe recordar que la Universidad Austral de Chile forma parte de esta importante red nacional.

La propuesta N° 59.750 busca que la Convención Constitucional reconozca la función pública que han tenido los planteles de la Red G9 desde sus orígenes, vinculo que –aseguran- ha sido funcional al desarrollo de la educación pública chilena, el país y esencial para que el Estado pueda alcanzar sus propios fines.

Asimismo, la iniciativa propone consagrar y mantener la libertad de enseñanza, porque de lo contrario, sostienen “limitaría las alternativas de la ciudadanía para elegir sus propios proyectos de vida en una sociedad pluralista, en un espacio singularmente relevante donde se forman las personas en distintos saberes, y que genera el conocimiento que el país requiere para su progreso”.

La propuesta se enmarca dentro del documento “Educación Superior y Constitución: Aportes para la Convención Constitucional”, que presentaron los rectores en diciembre pasado a la mesa de la Convención Constitucional con el objetivo de dialogar y reflexionar en torno a la educación pública superior, poniendo énfasis en tres grandes ejes: la función pública, el régimen público y la autonomía universitaria, aristas que piden consagrar en la redacción de la nueva Carta Magna.

En esa línea, para la Red G9 es imperante garantizar la igualdad de reconocimiento con las universidades del Estado en lo concerniente a la preservación de garantías de autonomía en la gestión y en el régimen de financiamiento simétrico. Ello, sostiene la norma presentada, permite resguardar “la posibilidad de seguir desempeñando, sin discriminación y en condiciones de equiparación con las instituciones estatales, el valioso rol que las universidades de la Red G9 vienen desarrollando hace décadas y cuyas obras y frutos están objetiva y claramente a la vista”.

En suma, la nueva disposición constitucional, a la cual todos y todas están invitamos a apoyar hasta el 01 de febrero, plantea garantizar un sistema de educación superior equitativo, inclusivo, diverso con compromiso público, regional y producción de conocimiento de excelencia. Además, espera ser un consenso social básico en materia de educación superior, a fin de buscar el necesario equilibrio entre la dimensión de prestación (derecho a la educación como derecho social) y de libertad (libertad de enseñanza).

Para apoyar esta iniciativa, firma aquí. Plazo hasta el 01 de febrero: https://iniciativas.chileconvencion.cl/m/iniciativa_popular/o/59750

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba