Policial

Corte de Valdivia confirma sentencia de 541 días a gendarme por cohecho

La Corte de Apelaciones de Valdivia rechazó el recurso de apelación presentado por la defensa y confirmó la sentencia que condenó al cabo segundo de Gendarmería de Chile Hernán Víctor Marín Millapán a la pena remitida de 541 días, además de las penas accesorias de suspensión de cargo u oficio público por el tiempo que dure la condena, multa de cuatro millones de pesos ($4.000.000.-) a beneficio fiscal y a cumplir la pena de 8 años de inhabilitación absoluta temporal para cargos u oficios públicos, por su responsabilidad como autor del delito de cohecho. Ilícito ejecutado durante 2020, en el recinto penitenciario Llancahue de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 751-2021), la Primera Sala del tribunal de alzada -integrada por los ministros Juan Ignacio Correa Rosado, Carlos Acosta Villegas y Samuel Muñoz Weisz- descartó los argumentos esgrimidos por la defensa Marín Millapán, la cual solicitaba la absolución de su representado y en subsidio, rebajar las penas impuestas.

De esta forma, el tribunal de alzada confirmó la condena a Hernán Víctor Marín Millapán, impuesta en procedimiento abreviado, el pasado 9 de noviembre, por el magistrado del Juzgado de Garantía de Valdivia, Fabián Duffau Garcia, quien resolvió además que el condenado:

“Deberá presentarse a dar cumplimiento de la pena sustitutiva otorgada dentro de quinto día de que la presente sentencia quede firme y ejecutoriada. Si no lo hiciere, con el solo mérito del informe de no presentación, se procederá a despachar orden de detención en su contra, para llevar a cabo audiencia de revocación de pena sustitutiva”.

El tribunal de Garantía dio por acreditado que desde a lo menos el mes de febrero de 2020, el funcionario de Gendarmería, Cabo 2° Hernán Víctor Marín Millapán, recepcionó en la sucursal de Starken de Paillaco, diversas encomiendas contenedoras de celulares, chip, audífonos y baterías, especies que posteriormente ingresó a la Cárcel de Valdivia, a cambio de dinero.

Entre febrero y junio de 2020, Marín Millapán recepcionó 43 encomiendas que contenían 49 celulares y 79 chip, además, de cargadores, audífonos y baterías. Hasta la fecha de dictación de sentencia, se logró detectar el ingreso al penal de Valdivia de 5 celulares y 14 chips

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba