Educación

Inauguran proyecto comunitario “Arborización Escuela Nueva Aurora” en Pichirropulli, comuna de Paillaco

Mediante el proyecto comunitario, llevado a cabo por CONAF Los Ríos y el municipio, se arborizó la entrada, el área del patio y parque del recinto escolar, permitiendo a la comunidad vincularse con un entorno más verde.

En la Escuela Nueva Aurora, ubicada en la localidad de Pichirropulli, comuna de Paillaco, se realizó la inauguración del proyecto comunitario regional 2021, denominado “Arborización Escuela Nueva Aurora”. Esta iniciativa es ejecutada de forma conjunta por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Los Ríos, a través de su sección de Bosques Urbanos, y la municipalidad de Paillaco.

Fueron parte de esta actividad el alcalde de la comuna de Paillaco, Miguel Ángel Carrasco; la seremi de Agricultura, Moira Henzi; el director regional de CONAF Los Ríos, Oscar Droguett; el jefe provincial CONAF Valdivia, Esteban Salinas; el jefe del departamento de Bosques y Cambio Climático, Arnoldo Shibar; la encargada de la sección Bosques Urbanos de CONAF Los Ríos, Carola Villalobos; y, por cierto, parte de la comunidad escolar, encabezada por su directora, Cecilia Paredes. Además, estuvieron presentes socios estratégicos de este proyecto, como la ONG “Conectar para Conservar”, la empresa BOTTAI y la empresa Arauco.

Arborización Escuela Nueva Aurora

En junio del presente año, la sección de Bosques Urbanos, de CONAF Los Ríos, en conjunto con la municipalidad de Paillaco, pusieron en marcha el programa comunitario “Arborización Escuela Nueva Aurora”. La iniciativa, junto con armonizar con flora nativa la entrada, una sección del patio y parque de la escuela, buscaba poner en valor el arbolado, incorporar conceptos y beneficios de silvicultura urbana en la comunidad escolar, mejorar la calidad de vida y aumentar las áreas verdes del establecimiento. El proyecto contempló 0,7 hectáreas aproximadas.

Los meses pasaron, convirtiéndose este proyecto es una realidad y, durante la ceremonia de inauguración, la directora de la “Escuela Nueva Aurora”, Cecilia Paredes, destacó la importancia de éste, señalando que “posibilitar la recuperación de la vegetación nativa al interior del establecimiento, creando un espacio que permita a la comunidad escolar generar actividades educativas y de esparcimiento, en contacto con áreas verdes, es muy positivo. Además, creamos conciencia con la comunidad sobre la importancia de los árboles, del medio ambiente y los beneficios que traen para la sociedad”, enfatizando que “este proyecto, de gran interés para la comunidad, nos permite fortalecer el sello educativo que tenemos, de entregar una educación de calidad en armonía con el medio ambiente”.

Por su parte, el alcalde de Paillaco, Dr. Miguel Ángel Carrasco, destacó que el proyecto de arborización beneficiará tanto a la comunidad educativa, como a todos los y las habitantes de la localidad de Pichirropulli. “Crear y potenciar rincones verdes, es una contribución directa a la calidad de vida de los vecinos y vecinas de este sector. Desde nuestra gestión, estamos muy contentos por esta iniciativa única en la región, la cual esperamos replicar en otros puntos de la comuna. Agradecemos a CONAF por el trabajo colaborativo, a los socios colaboradores involucrados en el proyecto y, especialmente, al esfuerzo y trabajo que toda la comunidad educativa ha realizado por impulsar este gran proyecto comunitario”, señaló.

El proyecto contempló, la arborización de la entrada de la escuela con diversas especies nativas, hasta llegar a la sección del parque, donde se establecieron 4 bosquetes, uno con especies melíferas, otro con especies medicinales, un tercero tipo selva Valdiviana y una cuarta sección considerando orientaciones del Método Miyawaki, a través de plantación en alta densidad y manejo agroecológico, para generación de bosques con rápido crecimiento. Además de esto, en el patio de juegos de los niños y niñas, se establecieron 3 áreas con especies nativas, entre ellas laurel, notro y maitén, árboles muy típicos en el arbolado urbano. Aquí se mejoraron, además, las condiciones de los juegos de la escuela, incorporando señalética educativa.

“Como CONAF, asumimos este proyecto gratamente, pues nos permite contribuir en la concientización ambiental con respecto al cambio climático, especialmente en niños y niñas, que como hemos dicho, son los verdaderos agentes y motores de cambio. Establecer espacios verdes, generar lazos con ambientes naturales y, por cierto, contribuir a una mejor calidad de vida y, sin duda, en una mejor calidad de aprendizaje, es muy significativo. Fue un largo trabajo, que hoy inauguramos, por ello agradecemos al alcalde, a las empresas asociadas, a los trabajadores de CONAF y al ímpetu de la directora por sacar esta iniciativa adelante”, manifestó Oscar Droguett, director regional de CONAF Los Ríos.

Moira Henzi, seremi de Agricultura, destacó el programa de arborización llevado a cabo por CONAF y municipio, manifestando que “la Escuela Nueva Aurora, no sólo luce un hermoso parque de árboles nativos, sino que también contribuye a generar conciencia sobre el cuidado del medioambiente y la adaptación al cambio climático. Fue muy satisfactorio apreciar los rostros de los estudiantes al recorrer las especies y constatar que toda la comunidad educativa está comprometida para preservar este espacio. Estamos muy contentos de ver el gran trabajo que realizó el equipo de CONAF Los Ríos, con el apoyo de diversas instituciones públicas y privadas”.

Durante la ceremonia y para contribuir a la mantención de éste espacio y generación de otras iniciativas comunales, se firmó un convenio colaborativo entre el municipio y CONAF.

Contribuciones

Cabe destacar que las participantes del Programa de Emergencia de Empleo (PEE) de CONAF, integraron las cuadrillas encargadas de las plantaciones y mantenciones de la arborización. Además, una brigada de incendios, construyó cortafuegos preventivos en el sector.

Por su parte, la municipalidad de Paillaco, a través del departamento de educación, DAEM, proporcionó mano de obra de áreas verdes, apoyo en maquinaria y horas profesionales en apoyo al proyecto. La empresa Bottai aportó con solerillas para el área del patio; la empresa Arauco contribuyó con señalética educativa y la ONG Conectar para Conservar aportó con una jornada de educación ambiental dirigida a la Brigada Ecológica y con plantación participativa en la entrada de la escuela.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba