Actualidad

La PDI de Valdivia junto a la Fiscalía de Panguipulli han logrado avanzar en la investigación de ataques incendiarios en Panguipulli.

Durante la noche del mismo día en que el sargento Juan González Iturriaga mató al malabarista Francisco Martínez en la comuna de Panguipulli, decenas de personas desataron su furia en la ciudad prendiéndole fuego a una serie de edificios públicos de la zona.

Uno de esos ataques incendiarios afectó por completo el inmueble en donde se ubicaba la Municipalidad de Panguipulli. Ese mismo día solo se detuvo a cerca de cinco personas por el delito de desórdenes públicos, pero no hubo ninguna detención por el delito de incendio.Pese a eso, a un mes de ocurridos los hechos, la PDI de Valdivia junto a la Fiscalía de Panguipulli han logrado avanzar en la investigación por estos ataques incendiarios. El hecho más reciente ocurrió la tarde del jueves 4 de marzo cuando la policía civil detuvo a

un adolescente, de 17 años, de nacionalidad venezolana que no tenia sus documentos regularizados.

El joven de iniciales G. L. M. F. fue formalizado al día siguiente por la fiscalía, la cual le imputó el delito de incendio. “Logramos formalizar al tercer imputado por el incendio que afectó al edificio Consistorial de la Ilustrísima Municipalidad de Panguipulli. Fue formalizado por el delito de incendio y se solicitó la medida cautelar más gravosa, acogiéndose aquello por el Juzgado de Garantía de esa comuna decretándose la internación provisoria, atendida la minoría de edad del imputado, entendiendo que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”, aseguró el viernes el vocero de la Fiscalía Regional de Los Ríos, Eric Aguayo.

El adolescente se suma a otros dos imputados que fueron detenidos por la PDI el 19 de febrero. Se trata de César Rodrigo Catriquil Truy Truy (39) y Manuel Jesús Pacheco Gutiérrez (26), ambos viven en Panguipulli y no tenían detenciones previas. Los dos también fueron formalizados por la fiscalía por el delito de incendio que afectó a la municipalidad y también a otros servicios públicos que se ubicaban en el mismo edificio. Ambos están, a la fecha, cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva en el Complejo Penitenciario Llancahue.

En los tres casos para el Ministerio Público han sido clave los registros audiovisuales que se lograron incautar de las cámaras de seguridad del lugar.

Respecto del homicidio del malabarista, la fiscalía formalizó al sargento González por el delito de homicidio simple. El imputado está cumpliendo la medida cautelar de arraigo nacional y firma quincenal. Su defensa ha sostenido que el uniformado solamente realizó un acto de legítima defensa, lo cual fue compartido por la Corte de Apelaciones de Valdivia. Fuente La Tercera

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba