Policial

PDI entrega recomendaciones para evitar estafas relacionadas al robo de celulares

Sí eres víctima de robo o pierdes tu celular, puede ocurrir que desconocidos hagan uso de tus contraseñas, cuentas bancarias y hasta tu propia identidad digital para conseguir dinero de forma fraudulenta

Con la campaña educativa denominada “Tu smartphone es la entrada a tu bolsillo ¡Cuídalo!”, la PDI busca crear conciencia en la comunidad de algunas modalidades recientes de estafa vinculadas al extravío o robo de teléfonos inteligentes, así como también entregar recomendaciones a los usuarios de estos dispositivos frente a nuevos delitos.

Los avances de la tecnología permiten que hoy tengamos en nuestros smartphones una gran cantidad de servicios en línea, como productos bancarios, aplicaciones de pago, redes de contacto personal y laboral, por citar algunos. Tal es la cantidad de información que éstos contienen, que su extravío o robo puede tener insospechadas consecuencias si caen en manos de delincuentes especialistas en todo tipo de estafas.

En el último tiempo ha proliferado una modalidad de fraude cuya materialización comienza desde el momento en que personas desconocidas roban o hurtan celulares en la vía pública, para luego acceder a las cuentas bancarias, correos electrónicos, imágenes y otra información, logrando obtener fraudulentamente las claves almacenadas en los dispositivos, lo que en definitiva permite materializar cuantiosas transacciones bancarias y fraudes a través de WhatsApp.

¿Cómo es el modus operandi?

De forma selectiva los delincuentes realizan una búsqueda de víctimas que se encuentran haciendo uso de sus teléfonos celulares en la vía pública, concretando los delitos de Robo con violencia, intimidación o hurto, logrando obtener los equipos telefónicos de las víctimas, con la finalidad de acceder a las cuentas de usuarios y claves que se encuentran almacenadas en sus dispositivos.

Para poder acceder a la información del teléfono, los imputados no apagan el equipo ni sacan el chip, por el contrario, comienzan a manipularlo de forma continua para evitar que el dispositivo se bloquee, de esa forma evitan que se pida clave de usuario. Al ingresar a las cuentas bancarias de sus víctimas, realizan cuantiosos movimientos bancarios, transfiriendo dinero a terceras personas, generando compras en el retail u otros comercios donde se utilicen tarjetas de crédito y débito de forma digital.

Del mismo modo, otra arista del delito se relaciona con el potencial acceso a las aplicaciones de mensajería instantánea como Messenger de Facebook y WhatsApp, solicitando dinero a los contactos existentes a través de la modalidad conocida como “el cuento del tío” utilizando la identidad digital de las personas.

Para los expertos de las Brigadas Investigadoras de Delitos Económicos de la PDI, es importante que las personas conozcan, de antemano, los pasos que deben realizar una vez que han sufrido el extravío o robo de estos dispositivos móviles:

1.- Bloquear inmediatamente los productos bancarios.
2.- Cambiar las contraseñas de los servicios a los que se puede acceder desde el celular.
3.- Si ha sido víctima de estafas o se detecta una operación bancaria sospechosa, realizar la denuncia en la PDI.

En ese sentido, el Comisario Jaime Leiva de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI Valdivia, detalla que “como medida de seguridad adicional que se puede implementar para bajar el nivel de riesgo frente a estos delitos, es activar la verificación de dos pasos en las aplicaciones móviles que la incorporan. Ello agrega una capa extra de protección en caso de que un tercero logre apropiarse de nuestros dispositivos móviles y contraseñas”.

“Además, algunas recomendaciones para evitar ser víctima de estos delitos, es reducir el uso constante del teléfono celular en lugares altamente concurridos, revisar constantemente los movimientos asociados a sus cuentas bancarias, utilizar en las aplicaciones financieras una tercera clave que permita concretar transferencias y no dejarla almacenada de forma automática en los dispositivos”.

Si fuiste víctima en caso de robo, pérdida o hurto de teléfono celular, toma contacto de forma inmediata con tu entidad bancaria y bloquea todos los productos, cambia las claves de correos electrónicos y cierra todas las sesiones que se encuentren abiertas, así evitas que los delincuentes utilicen los e-mails para “recuperar contraseñas” y finalmente, si eres estafado o existen operaciones bancarias desconocidas, debes hacer la denuncia de forma inmediata en la PDI.
Comisario Jaime Leiva de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de la PDI Valdivia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba