Regional

Alameda de la UACh se ilumina con recambio a tecnología LED.

Esta tecnología aporta mayor eficiencia, iluminación y vida útil, al mismo tiempo que incrementa los niveles de seguridad. Con esta medida, el ahorro en consumo de energía es de un 54,8 %.

Un total de 19 luminarias de exteriores fueron renovadas durante junio en los Campus Isla Teja y Miraflores de la Universidad Austral de Chile, por sistemas con tecnología LED. Son ocho en la alameda -Avenida Rector Eduardo Morales Miranda- y once luminarias en el sector de Ciencias Básicas, respectivamente.

La renovación, gestionada y coordinada por funcionarios de la Unidad Eléctrica de la Dirección de Servicios, se enmarca en las medidas implementadas por el Sistema de Gestión Energética (SGE), que busca de manera permanente mejorar el desempeño energético de la Universidad y, al mismo tiempo, contribuir a bajar gases de efecto invernadero en el plano ambiental.

En ese sentido, Pablo Ojeda, Jefe del Departamento de Servicios Generales y líder del Sistema de Gestión Energética, precisó que “con el recambio de tecnología disminuyen los costos operacionales, se incrementa la seguridad y se reduce la huella de carbono institucional”.

Efectivamente, iluminar más los espacios exteriores de los campus tiene un impacto inmediato en el aumento de la seguridad en apoyo a la labor que el cuerpo de guardias realiza cada día en las jornadas nocturnas.

Al respecto, Enrique Jiménez, Jefe del Departamento de Seguridad y Vigilancia, indicó que el cambio fue muy significativo ya que el nuevo sistema de iluminación aumentó la claridad y el alcance de cada foco en metros cuadrados. “Los guardias han valorado positivamente esta medida, especialmente por el cambio que se notó en la alameda. Si ahora circula alguien en estas zonas es posible identificarla a cierta distancia”, explicó.

Ventajas de la tecnología LED

Cabe señalar que los primeros recambios de iluminación con este sistema comenzaron con el Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable y continuaron con el SGE. En cuanto a las ventajas de los nuevos focos, Felipe Henríquez, consultor del Sistema de Gestión Energética, destacó su mayor eficiencia, mayor iluminación y más vida útil (ver tabla).

“La mayor eficiencia se traduce en una mayor cantidad de luz (lúmenes) con una menor potencia (kW). Es decir, entregan más y consumen menos. Por lo tanto, estas luminarias nos producen menor consumo energético (54,8 %) y menor costo”, explicó.

Mientras que, al ser más eficiente entrega una mayor iluminación, por lo que el sector donde se implementa adquiere mayor visibilidad y, por lo mismo, más seguridad.

“Otra de las grandes ventajas de las luminarias LED respecto de las de sodio es que duran mucho más. La duración aproximada de una LED equivale a tres de sodio”, informó el profesional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba