Política

COLUMNA DE OPINIÓN DIPUTADO IVÁN FLORES/ SIN MIEDO A LA CIUDADANÍA.

Columna de opinión.

Algunos días después de las elecciones de Gobernador Regional, Constituyentes, Alcaldes y Concejales, ha ocurrido un tsunami político nacional, o es lo que a algunos les “sobrepreocupa” respecto del resultado electoral en Convención Constitucional y la pérdida de espacio de los partidos políticos tradicionales. Esta situación, a mi manera de ver no debe ser ni tan dramático, ni tan «riesgoso», ni tan desdichado para los partidos.

El resultado de la elección de constituyentes muestra el interés contundente de la ciudadanía independiente por participar sin marcas y tenemos que aprender de ello.

Por su parte, la mayor presencia de alcaldes y concejales electos de los partidos tradicionales se mantuvo y es el caso de la Democracia Cristiana, que, si bien tuvo mínima participación de constituyentes, a nivel nacional aumentó la cantidad de alcaldes, mantuvo el número de concejales, y la participación de los independientes dependió de la cercanía que cada uno de ellos (as) tuvo en la lista de cada partido políticos como democracia representativa.

No debemos olvidar, que la participación de los independientes en la AC nació excepcionalmente de un proyecto de ley que impulsamos en la cámara y cuya discusión y debate se centró en si debían concentrar el 5% de las firmas que es lo que buscaron los extremos políticos actuando en conjunto en el primer trámite, o se exigía al 2% de las firmas, que fue nuestra propuesta. Creo que tal como han sido los resultados debemos confiar en las personas, ya que quienes han sido elegidos por sus pares ciudadanos deberán poner su mayor esfuerzo por representar responsablemente los sentires de Chile, lo que será medido al final del periodo a través de un plebiscito de salida.

Para quienes exacerban el temor, sugiero recordar lo que Eduardo Frei Montalva señaló en los años 80, justo cuando se convertía en el líder de la oposición a la dictadura, expresando lo siguiente: “toda esta Constitución está construida sobre la base del miedo. El miedo al pueblo. ¡Todas son restricciones!, ¡todas son medidas defensivas!, ¡todos son cercos para apretar a la gente para que no se exprese! Debemos creer en nosotros mismos. No tener miedo. Tenemos que construir una Constitución sobre la base de que creemos en nuestro pueblo”.

Creo que la opinión ciudadana representada en redes, medios de comunicación, expresión de partidos políticos y dirigentes sociales, podrán efectivamente colaborar en que nuestros representantes de la Convención Constitucional realicen un trabajo serio, futurista, amplio, responsable y especialmente hecho en libertad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba