Cultura y Arte

Comunidad indígena de Mariquina levanta emprendimiento turístico y productivo con apoyo del Programa Chile Indígena de CONADI.

Mariquina levanta emprendimiento turistico.

Generar un polo de desarrollo a las orillas del Río Pichoy, es el objetivo que motiva a las familias de la comunidad indígena Tralcao Mapu, en la comuna de Mariquina, región de Los Ríos; a trabajar asociativamente con el Programa Chile Indígena de CONADI y concretar diversas iniciativas en el rubro del turismo, la artesanía y la producción local.

Recientemente, el Encargado Nacional de este Programa, Juan Cañupán Carilao, visitó el territorio ubicado a menos de una hora de la ciudad de Valdivia, para conocer el anhelo impulsado por los dirigentes de la organización integrante de la Mesa Territorial Mari Küla Lof de Mariquina, quienes se identifican como defensores de la flora y fauna existente en el Río Pichoy, una zona que recibió hace algunos años el impacto ecológico de la contaminación provocada por la Planta de Celulosa de la zona.

Hoy este sector natural se recupera, y también sus habitantes quienes buscan emprender con un proyecto turístico sustentable que atraiga a turistas extranjeros y visitantes nacionales a descubrir y apreciar los paisajes y la fauna de este santuario de la naturaleza, además de conocer y disfrutar el trabajo de artesanos mapuche y productores locales en rubros como la gastronomía, agricultura y la producción de cerezas exportables.

Para avanzar en este propósito, la comunidad adquirió con el aporte del Fondo de Desarrollo Territorial del Programa Chile Indígena de CONADI y el aporte propio de la organización, una embarcación que espera zarpar en los próximos meses para realizar paseos turísticos por el Río Pichoy y generar un circuito que beneficie y fortalezca otros emprendimientos vinculados; a lo que se suma la compra de un aserradero móvil que permitirá fomentar el desarrollo de la artesanía y la producción maderera para uso local.

Pedro Santiago Guerra Huachante, presidente de la comunidad Tralcao Mapu, cuenta que “esta iniciativa responde a nuestra historia, cuando nuestros antepasados se movían por este río en embarcaciones hacia Valdivia y otros sectores para comercializar sus productos y obtener recursos para subsistir. Hoy queremos recuperar esto, pero con un contenido turístico donde también podamos mostrar lo que hacemos como comunidad indígena, como nuestra feria costumbrista e iniciativas como las plantaciones de cerezas exportables que realizan comuneros del sector”, destacó.

El rubro de la artesanía, en opinión de Manuel Nauto Soto, será muy favorecido “ya que gracias a este aserradero no sólo tendremos recursos para construir nuestras casas, talleres y cercos, sino que servirá mucho a la artesanía ya que podremos tener insumos para elaborar, desde remanentes y madera muerta, artesanía rústica. Ahora sería interesante que como artesanos que producimos hace mucho tiempo de forma independiente, y teniendo este recurso, nos podamos reunir y compartir nuestras experiencia y así enriquecer nuestro trabajo”, precisó.

Según el Encargado Nacional del Programa Chile Indígena, Juan Cañupán Carilao, “estamos verificando en terreno las positivas acciones que desarrolla esta organización en torno a la ejecución del Programa quedando de manifiesto los múltiples sistemas productivos que fortalecen el rubro turístico que se pretende implementar y que esperamos pueda dar sus frutos una vez concluida la pandemia, por lo que como Programa estamos muy agradecidos por este trabajo y por el esfuerzo y gestión que esta comunidad desarrolla junto a su Mesa Territorial”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba