Regional

CONAF Los Ríos comparte resultados de monitoreo en Parque Nacional Alerce Costero Recibidos

Los años de estudio, 2017 – 2021, se traducen en detección de pumas, guiñas, pudúes y zorros de Darwin, estos últimos, una de las especies carnívoras más amenazadas del planeta.

El poder apreciar dos güiñas en una misma fotografía o a un zorro de Darwin, una especie altamente amenazada, en perfecto estado de salud, son algunos de los hallazgos del monitoreo con cámaras trampa que realiza la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Región de Los Ríos, en el Parque Nacional Alerce Costero.

El trabajo de conservación y estudio de la biodiversidad que realiza, año a año, el Departamento de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Los Ríos, queda plasmado en el monitoreo de objetos de conservación y de las amenazas, que se evidencian y registran las cámaras trampa dispuestas en las distintas áreas silvestres de la región. En esta oportunidad, la sección de Conservación de la Diversidad Biológica, encabezada por Patricio Contreras, dio cuenta del trabajo realizado y analizado durante los últimos 5 años de monitoreo en el Parque Nacional Alerce Costero.

Cabe señalar que en el Parque Nacional Alerce Costero, se monitorean 60 puntos anuales, donde son instaladas cámaras trampa, entre los meses de enero y abril. Luego son retiradas para el debido análisis y estudio de las fotografías arrojadas y así conocer el estado de los distintos objetos de conservación y algunas amenazas.

En el año 2017 comenzó el monitoreo mediante el uso estas cámaras en este parque nacional, periodo en que se ha buscado monitorear los indicadores biológicos de la calidad de los ecosistemas existentes, los cuales también se conocen como objetos de conservación. El trabajo está a cargo de los guardaparques de esta unidad, Luis Medina, Susan Alvarado, Katherin Cayulef, Nelson Fica, Alexis Contreras, Jorge Figueroa y Rene Cárdenas (administrador), con la supervisión de Patricio Contreras, encargado de la sección de Conservación de la Diversidad Biológica de CONAF Los Ríos.

Estos cinco años de monitoreo (2017 al 2021), se traducen en 5.508 noches trampa, 404 días de monitoreo y 70.327 fotografías analizadas, observándose en ellas distintas especies a analizar, que son de interés para CONAF Los Ríos, entre ellas guiñas, pudúes y zorros de Darwin, siendo estos últimos, una de las especies carnívoras más amenazadas del planeta.

Arnoldo Shibar, director regional de CONAF Los Ríos, destacó el trabajo realizado en materias de conservación señalando que “gracias al trabajo de monitoreo mediante las cámaras trampa, podemos conocer de forma más ordenada cómo y dónde ocupan el territorio protegido distintas especies, analizar de mejor forma su comportamiento y conocer a largo plazo sus tendencias. Además, nos permiten observar posibles amenazas que afecten su conservación, como es el caso de animales domésticos, perros o gatos, que en ocasiones ingresan o son ingresados de mala forma a las áreas silvestres protegidas del Estado”.

En el caso de Katherin Cayulef, guardaparque del sector Chaihuín, comuna de Corral, uno de los mayores logros de este proceso fue “ver dos guiñas en una misma fotografía o un saludable zorro de Darwin, lo que nos mantiene felices y contentos”. Además, señaló que “la guiña es nuestro felino silvestre más pequeño y pensábamos que sum presencia era escasa, pero el monitoreo con estas cámaras nos ha enseñado que la guiña es el mamífero con mayor registro en el parque, alcanzando un 46,3% de las ubicaciones estudiadas. Hemos visto guiñas con su pelaje típico mimetizado de color café y manchas negras, como también individuos completamente negros (melánicos)”.

En el caso del zorro de Darwin o chilote, Marcelo Delgado, guardaparque del sector El Mirador, comuna de La Unión, precisó que “ha estado presente en los registros desde su inicio, pero siempre estrictamente asociado en lo profundo del bosque nativo, debido a que como es el zorro más pequeño, evita usar senderos o caminos, por lo peligroso que sería encontrarse con otros carnívoros mayores como el zorro chilla o puma. Lo hemos registrado en muchos sectores del parque y en casi todas las ocasiones han sido registros nocturnos entre las 9 pm y 6.00 am”.

Una de sus principales es la transmisión de enfermedades como el distemper, provocada por los perros de los vecinos aledaños al parque, que deambulan libremente, y que en ocasiones han sido registrados dentro del parque, lamentablemente, en sitios frecuentados por estos zorros. “Por ello es importante ser responsables en la tenencia de mascotas y animales de compañía” señalo Delgado.

Es importante mencionar que se ha implementado activamente, en conjunto con los municipios y The Nature Conservancy, quienes administran la Reserva Costera Valdiviana en Chaihuín, diversas estrategias para evitar el traspaso de enfermedades desde los perros a las poblaciones de zorros.

Por su parte, René Cárdenas, administrador del Parque Nacional Alerce Costero, manifestó que “a lo largo de estos años se han logrado analizar más de 70 mil imágenes, que han permitido conocer, por ejemplo, cuáles son las áreas ocupadas por distintas especies, entre los cuales destaca el zorro de Darwin, uno de los carnívoros más amenazados a nivel mundial, o también conocer el período de mayor actividad de pudúes u otras aves que son consideradas claves en los bosques, tales como el chucao y el hued-hued”.

Finalmente, Patricio Contreras, biólogo encargado de la sección de conservación en CONAF Los Ríos, sostiene que “el trabajo en conservación en un área silvestre protegida del Estado, se desarrolla en base al conocimiento empírico, el cual es validado por información obtenida desde el trabajo en terreno que desarrolla el equipo de guardaparques, quienes son la pieza clave en todo esto”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba