Actualidad

Mayor especialización y sumar la familia destacan entre cambios en Reinserción Juvenil.

Mayor especialización y la familia como parte del proceso, son dos factores que a juicio del diputado Bernardo Berger son rescatables del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Reinserción Juvenil

El proyecto ingresó a tramitación en abril 2017 por parte del Ejecutivo, y actualmente inicia su tercer trámite legislativo luego que la Cámara Baja lo aprobara y despachara al Senado para continuar su tratativa.

Al respecto, Berger sostuvo que “ha transcurrido un largo tiempo desde que se ingresó este proyecto, motivado por la profunda crisis que sufrió la institucionalidad existente, en SENAME,  en materia de niñez y adolescencia y que nos hizo lamentar numerosas muertes de nuestros niños más desvalidos”.

Agregó que Chile requiere con urgencia “adoptar todas las medidas administrativas y legislativas para dar efectividad a los derechos de la niñez y adolescencia que hemos asumido voluntariamente al ratificar la Convención sobre los Derechos del Niño, y en tal sentido, este proyecto responde aquello creando un nuevo servicio con más especialización profesional y que pone el foco de la reinserción no sólo en el menor, sino también en su familia”.

Berger puntualizó que “el nuevo enfoque de reinserción social del adolescente junto a su familia en todo el proceso, la inclusión del núcleo parental, es una innovación que va en el sentido correcto, y es un punto en el que he hecho mucho hincapié en reiteradas ocasiones; es un asunto que la institucionalidad del Sename no consideró”.

Respecto a la incorporación de mayor especialidad en los  actores que participan en todo el proceso en torno al menor que ha cometido delitos, Berger aseguró que “permitirá una intervención conforme a la edad del adolescente desde los 14 años y hasta un día antes de cumplir los 18”.

Finalmente, indicó que en cuanto a las disposiciones del proyecto que fijan reglas para la determinación de penas alternativas que podrán imponerse a los adolescentes, “éstas van en la línea de lo que como país debemos lograr frente a las infracciones de ley que cometan nuestros jóvenes, con miras a que cumplan efectivamente una sanción, pero que dicha sanción sea impuesta con el fin de reformarlo y reinsertarlo, en lugar de sólo recluirlo”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba