Actualidad

Proyecto social avanza en la intermediación laboral entre la comunidad haitiana en Los Ríos y empresas Del Ranco

Tras un encuentro junto a la Red territorial de Oficinas OMIL de la cuenca Del Ranco, la Fundación Nutram generó una articulación que permitirá una potencial colocación laboral de la comunidad haitiana en comunas de la provincia.

Dando continuidad al proyecto “Programa de inserción social y laboral de población migrante haitiana en la Región de Los Ríos” a cargo de la Fundación Nutram, un importante hito de colaboración se desarrolló gracias la articulación junto a la Red territorial de Oficinas Municipales de Intermediación Laboral de la cuenca Del Ranco, conformada por las comunas de Río Bueno, Futrono, Lago Ranco, Futrono, La Unión y Paillaco. Esta instancia, permitió generar acuerdos que apuntan a la intermediación laboral concreta para personas haitianas que se encuentren desempleadas, cumpliendo así uno de los objetivos principales de esta iniciativa que se implementa gracias al Fondo Chile Compromiso de Todos del Ministerio Social y Familia.

En el encuentro se presentaron los principales lineamientos del proyecto y articular potenciales acciones de trabajo conjunto como la participación junto a las OMIL en las visitas a empresaS locales que estén necesitando cubrir plazas de trabajo.

Uno de los hallazgos más relevantes, menciona Yohanna del Río, coordinadora de proyecto y directora ejecutiva de Fundación Nutram, es la la oferta de empleo que existiría en distintas comunas de la Región, y que no ha logrado captar el interés de trabajadores y trabajadoras para postular a dichas ofertas.

“Por otro lado, desde nuestra experiencia en terreno, hemos evidenciado la necesidad imperiosa de encontrar empleo por parte de personas de la comunidad haitiana. En ese sentido, es posible observar el fenómeno de la migración como una oportunidad para fortalecer y dinamizar el mercado de trabajo en la región. Próximamente, iniciaremos visitas a diversas empresas, para profundizar en las necesidades específicas de distintos rubros económicos, de tal forma, que podamos avanzar en la línea de una intermediación laboral con pertinencia regional”, mencionó.
Respecto a esta unión de esfuerzos, Karina Mansilla Briones, Profesional apoyo OMIL de La Unión y Coordinadora de la Red territorial Cuenca del Ranco, destacó el aporte de la iniciativa de Fundación Nutram como una organización civil dispuesta a apoyar las necesidades de las comunidades migrantes, en especial la haitiana. “Nos parece muy notable el trabajo que se está desarrollando con este proyecto, porque al momento que las comunidades migrantes que empiezan a llegar en la región, son muy pocas las organizaciones que se han hecho cargo de apoyarlas en sus trámites y en orientarles en cómo dirigirse a la institucionalidad. Es muy valorable la labor que están desarrollando para el acompañamiento y asesoría en la regularización de sus documentos, como también de intermediación laboral. Estamos muy dispuestos a contribuir a la ejecución de esta iniciativa.

Dentro de su agenda de tareas, este proyecto es generar redes de apoyo local junto a instituciones públicas y privadas para mejorar su calidad de vida desde una dimensión sociolaboral con énfasis en una migración inclusiva, y junto con el rol de intermediación de empleo, promover a nivel territorial desarrollo de microemprendimientos individuales y/o asociativos para personas haitianas cesantes.

Quien también fue parte de esta reunión fue Valeska Almonacid, Encargada Unidad Regional de Empleo del Servicio Nacional de Capacitación de Empleo (SENCE), quien comentó que: “para nuestra institución es muy importante promover políticas públicas asociadas a la inclusión sociolaboral de las personas, realizando un trabajo colaborativo entre las distintas Instituciones o entidades y, prueba de ello, es que comenzaremos a trabajar coordinadamente con SENCE, las Redes Territoriales presentes en la Región y la Fundación Nutram, en favor de ayudar en la atención, orientación e inserción laboral de personas de nacionalidad haitiana, todo lo cual les permita mejorar su calidad de vida y la de sus familias”.

Cabe mencionar, que este plan de trabajo, que se desarrollará hasta el mes de agosto del 2022, contempla un acompañamiento de 40 personas haitianas, cuyo levantamiento se está ejecutando a través de visitas domiciliarias. Dicho programa de protección social, intermediación y seguimiento laboral apunta a generar una migración inclusiva para ellas y sus familias.

Lectura de imagen: Pierre Medor, facilitador intercultural del proyecto, expone los objetivos y avances de esta iniciativa a la Red de OMIL Cuenca del Ranco.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
×
A %d blogueros les gusta esto: