Policial

SENADOR DE URRESTI REITERA URGENCIA DE MÁS DOTACIÓN E INFRAESTRUCTURA POLICIAL TRAS BALEO DE JOVEN EN GUACAMAYO

Tras la consternación por la muerte de Danitza Ávila producto de una “bala loca” que llegó al interior de su casa en las Brisas de Guacamayo en la ciudad de Valdivia, el senador Alfonso De Urresti manifestó su total repudio por el crimen de la joven vecina, y emplazó al Estado de Chile a terminar con el abandono de los territorios y las comunidades en materia de seguridad, y mejorar -de una vez por todas- la dotación, la infraestructura y la inteligencia policial para poner freno a la delincuencia en nuestro país.
“Esta situación no puede seguir ocurriendo. Hace años que se viene pidiendo al nivel central del Estado nuevas unidades, más vehículos y más dotación en la región de Los Ríos, pero solo tenemos declaraciones de buenas intenciones”, señaló De Urresti, apuntando directamente a una multiplicidad de razones que “han dilatado la generación de respuestas concretas para terminar de una vez por todas con la delincuencia, no solo en Los Ríos, sino en todo el territorio nacional”.
El senador puntualizó que “varios factores han incidido en que no exista una mejora en la situación de la seguridad pública de la Región: una alta rotación de la jefatura regional de Carabineros; la decisión institucional de ser más «eficientes» cerrando unidades rurales, retenes o tenencias, y concentrándose en las ciudades. Esa es una política que no funciono y que debe revertirse, tal como se lo hemos señalado a los mandos centrales cada vez que asume uno nuevo, incluyendo, al nuevo General Director”.
“La ausencia de Estado ya no es sostenible. Todos los chilenos, sin importar donde vivan, deben tener acceso a la seguridad pública. El Estado debe garantizar la seguridad de los distintos territorios y sus comunidades. Nunca más deberíamos lamentar la muerte de inocentes por disputas de los delincuentes. Ello solo trae dolor para las familias”, indicó De Urresti.
El parlamentario aseguró, además, que la política de “ahorro” de la institución -a través de la cual se cerraron retenes y cuarteles para reinvertir en la modernización de la institución-“no funcionó ni ayudó a mejorar el combate a la delincuencia, sino que ya vimos cómo terminaron los recursos económicos de Carabineros: en un escándalo que todavía tiene a parte de sus ex altos mandos respondiendo ante la justicia por corrupción”.
“Por ello, el emplazamiento es al Estado de Chile, desde el Ministerio del Interior hasta las policías, pasando por Hacienda y la Presidencia: tiene que existir una voluntad y una señal clara, porque la inseguridad aumenta, porque la tasa de criminalidad aumenta, y por cierto, el descontento sigue aumentando. Y no queremos que aumenten las muertes de inocentes”, dijo el senador Alfonso De Urresti.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
×
A %d blogueros les gusta esto: